Restaurante Tobiko, alta cocina japonesa en Valencia (España)

Restaurante Tobiko, en Valencia (España)

Local de alta cocina japonesa, situado en Calle Boix, 6 de Valencia en el que fuimos a comer el Sábado 1 de mayo 2021 para disfrutar de su tan afamado menú degustación, cual le hace ser a día de hoy, según diversas publicaciones y de distintas voces autorizadas del sector, como uno de los tres restaurantes de cocina nipona, más aclamados de la ciudad en la actualidad.

El local es elegante y la iluminación resulta ligeramente tenue. Carece de una decoración tradicional popular asiática, aunque si que contiene algún elemento decorativo que hace guiño a dicha cultura. Se distribuye en distintas alturas, no es demasiado grande y las mesas están muy espaciadas para cumplir con las medidas anti-covid, por lo que es imprescindible reservar mesa con varios días de antelación, debido a su vez, a la gran demanda de comensales que buscan disfrutar de su arte culinario.

El restaurante toma nombre de "Tobiko" que significa en japonés "huevas de pez volador", hago especial mención a este termino, ya que este será un ingrediente recurrente a lo largo de la comida.

La opción de comer a la carta no era mala, pero la de disfrutar de su menú degustación fue la decisión más acertada que pudimos tomar, y en complemento, siempre hay posibilidades de sumar a dicho recorrido, algunas propuestas extraordinarias y recomendaciones adicionales, para logra  una experiencia todavía más plena a la ya inicialmente planteada. El primer plato fue un Tartar de aguacate, atún y mango, en caldo de bonito con reducción de salsa de ostra. A continuacióm, Maki tempurizado con aguacate y salmón, de textura crujiente y sabor agridulce. 


El tercer pase, consistió de un plato con variadas propuestas: 

Gunkan relleno de arroz cubierto de atún y huevas de Tobiko, todo ello en reducción de wasabi. 
Hosomaki vegetariano cubierto de aguacate con sala "Yusubi Masago".
Niguiri de pez mantequilla con foie, huevas tobiko y teriyaki
Niguiri fumé flambeado, con mayonesa japonesa, huevas de salmón, trufa y brotes




Elegimos la opción de vino por copas, y el blanco que la casa nos propuso, fue un buen albariño cosecha 2020, elaborado por Bodegas Martin Codax, con el nombre comercial de Bicos, bajo el sello de calidad de la  DO Rías Baixas. Un vino fresco, ligero y afrutado, con buenas notas cítricas, ideal para maridar con el arroz, las verduras, el pescado y el marisco, todo ello para una combinación y armonía muy acertada.

A continuación, para terminar con los platos previstos según el menú de degustación:
 
Nigiri de gamba flameada, cubierta de salsa teriyaki y sal volcánica. 
Uramaki de Salmón y aguacate, cubierto de salmón flameado, mayonesa y huevas de salmón 
Tataki de atún sobre crema de aguacate




Para los dos siguientes platos que pedimos de la carta, para complementar los platos ya descritos, optamos por cambiar de vino y como recomendación, tocó el turno de descubrir tinto monovarietal de uva tempranillo, muy afrutado Cepa Divisa cosecha 2019, elaborado bajo el sello de calidad de la DO Ca. Rioja, por Bodegas Carlos Serres  


Los últimos platos fueron Giozas rellenas de pollo y Uramaki de gamba relleno de gamba, cebolla crujiente y aguacate, cubierto de salmón flameado, salsa de anguilas, mayonesa japonesa y huevas de salmón.


Finalmente el postre, helado de avellana cubierto con oblea, sirope de chocolate y pistacho.


Unas propuestas variadas, exóticas y sabrosas, todo bien elaborado y debidamente presentado por un personal cualificado y profesional. Perfecto para disfrutar de un recorrido llamativo y bien presentado. En definitiva, un espectáculo gastronómico altamente recomendado. Estaremos muy atentos a las futuras propuestas y sorpresas de este restaurante, ya que nos fuimos con muy buen sabor de boca... y nunca mejor dicho.


Comentarios